17 tips para salvarse de la inseguridad en Costa Rica

Publicado: 14/04/2008 en tonteras
Etiquetas:, , , , , , , ,

ojo cuando yo pongo algo en este blog q no está escrito x mi lo aclaro, este tema lo saco de un correo que no dice quien fue el autor, así que si alguien sabe quien fue me puede decir para no ser acusada de plagio, gracias.

Con el único motivo de salvaguardar la vida del ciudadano
costarricense ante tantísima delincuencia en Costa Rica, viendo que,
ni el gobierno, ni la policía, ni el papa, ni nadie hace nada pa

detener tantos ladrones, rateros, asaltantes, criminales y demás
hijueputas…

‘Los 17 tips para salvarse de la inseguridad tica’

1. Mantenga las ventanas del carro abiertas de par en par, y un
maletín de cuero falso, lleno de arroz, en el asiento del copiloto.

2. Muévase siempre con ese maletín. Lleve las cosas de valor aparte, en una bolsa del mercado, preferiblemente que se asome una rama de apio.

3. Tenga a mano, accesible como los kleenex, un buen fajo de billetes de diez mil, falsos. Lo sacarán de más de un apuro.

4. Acostúmbrese a llevar una piedra de crack en el bolsillo. Si su
asaltante es un drogadicto, ahí mismo lo deja en paz, garantizado.

5. Si tiene que atravesar andando una zona difícil, hágase el loco.
Anuncie el fin del mundo, tóquese las partes, hable en lenguas. Igual le roban, pero no lo maltratan.

6. Si huele que ya lo vienen a asaltar, haga como que saluda a
alguien. Cuando los asaltantes miren atrás, use la vieja táctica de
paticas pa’ qué os quiero.

7. Finja desmayarse o desmáyese cabalmente. Se han observado pocos  casos de gente apuñalada después de desmayada.

8. Si deja la casa sola, coloque sobre la mesa media botella de
whisky y una montaña de billetes falsos. Si se le meten (y se le
meterán) es probable que se conformen con eso.

9. No levante una muralla frente a su casa. Es peor. Hasta uno, que es honrado, siente curiosidad de ver qué es lo que tanto esconden los ricos.

10. Si insiste, en lugar de tapias coronadas con alambre navaja,
ponga frente a su casa una falsa fachada de cartón y latas. Que desde afuera parezca que vive en un tugurio.

11. Ande por la ciudad vestido de pordiosero. Lleve su ropa de marca, las joyas, las plumas de oro y los aparatos electrónicos en una bolsa plástica. Cámbiese en el sitio.

12. En general, no alardee en este país de pobres. En lugar de llevar
un enorme crucifijo de oro (como la diputada que asaltaron), llévelo de madera atado a un cordón. Es más coherente, por otro lado.

13. Tenía razón el Viceministro de Seguridad: entre en su casa
pelando el ojo. Entrar a la casa silbando distraído son ganas de
provocar. Dónde cree usted que vive.

14. Si entra y se encuentra a los ladrones, haga como que es uno de ellos. Grite: ‘¡Sóquenle, güevones, que ahí viene la Ley!’, y de nuevo  paticas pa’ qué os quiero.

15. Si acaba de comprarse un carrazo y lo encañonan, diga:
‘Llévenselo, es del idiota de mi jefe’. Un chistecillo que le salvará
el pellejo. (Válido solo si usted prefiere la vida al carro).

16. Si a sus hijitos les roban la laptop y la play que les trajo El
Niño, empiece por explicarles que El Niño no existe.

17. Tenga unos pocos -tampoco demasiados- contactos con el hampa. Por una módica suma, puede que hasta recupere sus cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s